La transformación digital es un paso imprescindible para cualquier empresa que quiera disfrutar de una buena salud en su futuro a medio y a largo plazo. En todo el mundo, los nuevos avances tecnológicos han generado un cambio en la forma en la que negocios y personas enfocan su día a día, y ninguna compañía debe permanecer ajena a esto.

Según un reciente estudio, apenas un 46.56% de las empresas de América Latina han realizado con éxito algún tipo de transformación digital, quedando muy lejos de lograrlo más de la mitad de las mismas.

¿Qué es la transformación digital?

La transformación digital es el proceso que adoptan las empresas para incluir las nuevas tecnologías y herramientas digitales en su propio corazón corporativo. Consiste simplemente en adoptar nuevas formas de operar basadas en software y hardware que permitan eficientar las tareas diarias y el funcionamiento de la propia empresa.

Este proceso debe ser paulatino y realizarse con mucha planificación y medición, ya que consiste en transformar, como el propio nombre lo indica, completamente el negocio, el talento implicado en el mismo y toda su operación diaria. Un proceso de transformación digital puede durar de 6-8 meses a 3 años, dependiendo del tamaño de la empresa, y requiere de una inversión considerable por su parte, tanto en tiempo como en recursos económicos.

¿Por qué deben las empresas transformarse digitalmente?

La transformación digital conlleva numerosos beneficios para cualquier empresa.

  • Aumenta su competitividad
  • Reduce sus gastos operativos
  • Aumenta sus ingresos
  • Potencia su eficiencia
  • Mejora la capacidad de su capital humano
  • Multiplica el alcance de sus acciones de marketing

Y para que sea exitosa, debe estar implicada toda la empresa, empezando por su presidente y terminando por el mensajero. Todos los procesos operativos deberán adoptar la filosofía digital y todo el personal capacitarse en ello. La incorporación de nuevas herramientas modifica sustancialmente la forma de llevar a cabo cualquier tarea dentro de la compañía, y requiere de una implicación máxima para llegar a buen tiempo y generar resultados.

La importancia de la capacitación

El principal problema al que se enfrenta una empresa a la hora de realizar una transformación digital es el de alinear los conocimientos de su personal. Sin importar el tamaño de la compañía, y a pesar de la cada vez mayor presencia de los Millennials en todas las plantillas, los conocimientos digitales de los empleados, y principalmente de los puestos directivos, suele ser deficiente.

[bctt tweet=»La transformación digital aumenta su competitividad de las empresas y potencia su eficiencia»]

Por eso es imprescindible la capacitación profunda, a todos los niveles, en tecnología y procedimientos digitales. Los directores de empresa tienen que perder esa kainolofobia (miedo a lo nuevo) que generalmente padecen de forma flagrante, y abrazar los avances tecnológicos a su alcance y que serán sus mejores amigos a la hora de mejorar sus resultados.

Por tanto, parece claro que cualquier empresa que quiera disfrutar de una larga y saludable vida necesita transformarse digitalmente. La oportunidad está ahí, y especialmente en Latinoamérica las empresas que sean las primeras en aprovecharla estarán un paso adelante de sus competidores. ¿Quién se atreve a dar el salto?

[bctt tweet=»Los directivos deben perder el miedo a lo nuevo y abrazar la tecnología para llegar al éxito»]

Posted by jcarlossoto