No soy un experto en eventos, aunque este blog hable de los mismos en su propio título. Pero lo cierto es que sí es un mundo con el que he estado muy conectado, ya que trabajando en marketing antes o después organizas alguno de estos (por supuesto, siempre de la mano de grandes profesionales), sin duda te invitan a unos cuantos a lo largo del año. Pero, ¿cuan útiles son los eventos para una marca o un producto?

Un evento no solo permite promocionar una marca o producto nuevo entre los asistentes, sino que si está bien organizado, tiene todos estos beneficios:

  • Networking: El networking sirve para estrechar relaciones entre proveedores y demandantes de servicios, consumidores y fabricantes, y mantener conversaciones que pueden derivar en futuros negocios u oportunidades. Los eventos son más atractivos cuantos más asistentes de calidad (llamemos así a aquellos que profesionalmente puedan interesarse entre sí) asistan a los mismos.
  • Testing: Un evento permite además probar productos antes de que se lancen al mercado, y engordar el ego de los asistentes convirtiéndoles en testadores privilegiados de las últimas novedades, algo que gusta, y mucho, a los profesionales de cada sector.
  • Fidelización: Un evento de Street Marketing sirve para fidelizar a nuestros consumidores más entregados y conectar con sus emociones. Las redes sociales nos permiten identificar a aquellos embajadores de nuestra marca, “fanboys” y “fangirls” que merecen nuestra atención. Si ya nos defienden a capa y espada sin esperar nada a cambio, imaginad que fervor pondrán a nuestro favor si los agasajamos invitándoles a nuestras fiestas privadas, y reconocemos la importancia que tienen para nosotros. Una forma de conseguir esta fidelización es contratando agencias dedicadas a la organización de eventos. Gracias a sus azafatas y promotoras, podemos aumentar el engagement y así conseguiremos que nuestro evento sea un éxito.
Foto: Agencia Ego, en un evento de perfumes.

Foto: Agencia Ego, en un evento de perfumes.

  • Publicity: Un evento permite también conseguir publicidad “gratuita” para nuestra marca. Pongo “gratuita” entrecomillado porque, evidentemente, organizar un evento no es gratis, pero si invitamos a los medios adecuados podemos conseguir aparecer en revistas y canales de televisión de forma no pagada, y estas apariciones tienen, por lo general, un valor mucho más alto (y por tanto un retorno de la inversión mayor) de lo que nos ha costado nuestro evento.
  • Branding: Un evento bien organizado, con atenciones y servicios de calidad para sus asistentes, y que en si mismo se convierta en un show de disfrute para todos, tiene como efecto directo un incremento de la imagen de la marca entre el público. Es una demostración de podería de la misma, y, por tanto, una inyección de branding a su favor.

Algunos eventos periódicos llegan a ser tan importantes que todos los asistentes habituales están deseando que lleguen año tras año, y los que nunca han sido invitados, desean con todas sus fuerzas asistir. Las empresas que se dedican a la organización de eventos saben esto y juegan con esa base de datos para darle mayor importancia año tras año.

Y lo mejor que detrás de todo eso, simplemente, hay una marca que solo desea que la quieran.

Posted by jcarlossoto